DE   ·   EN   ·   PT   ·   ES


La haba de soja se utiliza desde los años 70 en la producción de carne como forro por su alto contenido en proteínas. Las consecuencias de la expanción de la agroindustria son graves para el medioambiente y la sociedad. Sin embargo hay alternativas.

Iguaçu

El cultivo orgánico de soja por medio de minifundistas brinda una alternativa a la producción agroindustrial y sus consecuencias ecológicas y sociales. Con la renuncia a los fertilizantes sintéticos y pesticidas dañinas combinado con métodos de cultivo, como por ejemplo la sucesión de cultivos, las tierras y las aguas son tratadas con cuidado. Además el cultivo orgánico en Capanema cuida la cercana reserva de la biósfera de Iguazú, en la cual se encuentran especies animales amenazadas, como por ejemplo el jaguar.

Lo orgánico como plusvalía para los minifundistas

Las granjas orgánicas de Capanema son certificadas según el estándar orgánico de la UE. Así las familias minifundistas reciben un precio mayor comparado a los precios de productos convencionales. El cultivo orgánico de soja se caracteriza por incrementar la mano de obra y crea así puestos de trabajo y medios de ingreso en el área rural. El funcionamiento de pequeños negocios significa estructuras sociales sanas, menos emigración en las ciudadas grandes y la preservación de un paisaje cultural único.

manuelle Sojaernte

El contacto directo con los 300 productores de Capanema es crucial en el trabajo de gebana Brasíl. Agrotécnicos preparados visitan regularmente a los productores e instruyen en la producción orgánica. Gebana concede prefinanciamientos a las familias minifundistas, organiza su certificación orgánica y da paso al mercado interior y exterior. Así los productores orgánicos llegan a realizar ingresos seguros aún con áreas pequeñas (la propiedad media es de 18 hectareas).

Los productores y gebana confian en hermanamientos de larga duración: Aún en tiempos difíciles (como actualmente es el caso con el problema del Endosulfano) juntos buscan soluciones para asegurar la existencia a largo plazo de las familias minifundistas alrededor del Iguazú.

Tofu en lugar de carne

La soja es la planta con la mayor producción de proteínas por área cultivada. Por esa cualidad es utilizada desde los años 70 como forro en el engorde de animales. Sin embargo, para la producción de una caloría de origen animal hay que dar de comer cinco a treinta calorías de origen vegetal a los animales. Por consiguiente, desde un punto de vista ecológico tiene más sentido consumir la soja directamente, por ejemplo en calidad de tofu, en lugar de utilizarla como forro y finalmente consumirla por vía de la carne.

Gebana Brasíl se ha especializado en la producción de soja de alta calidad para el consumo humano. Hasta hace poco los compradores principales de soja orgánica de Capanema eran clientes europeos. Sin embargo, estos no pudieron comprar la última cosecha por causa de la contaminación con Endosulfano. Actualmente surge el mercado de alimentos orgánicos en Brasíl. Gebana apoya este proceso.


Share |




FEINHEIT Grafik Zürich – CI/CD, Webdesign, Flash, Webshop, XHTML/CSS